Preview

Descubre quiénes son tus mejores clientes.

Consulta el historial de tus clientes para ver quién son los más fieles, los que más tiempo llevan comprando tus productos. Busca también los más rentables, los que más productos tuyos han comprado. Analiza todos los datos disponibles para poder construir su perfil y usarlo más adelante.

Una categoría especial de clientes son los conocidos como «Early Adopters»: los primeros clientes que compran un nuevo producto o servicio. Debes tener un registro específico para ellos y consultarlo cada vez que quieras lanzar al mercado un nuevo producto o servicio. Si puedes, debes incluso facilitarles la creación de un espacio propio dentro de tu página web, en el que puedan volcar todos sus comentarios e inquietudes, dispondrás así de una información sumamente útil.

Cuando efectúes el análisis histórico de tus clientes debes tener cuidado, pues a veces existen relaciones no explícitas. Por ejemplo, puedes tener un cliente que compra muy poco a título personal pero que es un gran cliente como directivo de su empresa. Hay que tratar de encontrar estas relaciones y , hay que tener cuidado con estas cosas.

decubrir los mejores clientes

Personaliza tus productos y servicios.

En todo negocio lo más importante son los clientes, las personas que compran nuestros productos y servicios. La clave está más en satisfacer sus necesidades, en ofrecer soluciones para sus problemas que en fabricar el mejor de los productos. Por eso es muy importante analizar los datos históricos, para conocer las necesidades y preferencias de los clientes y poder así personalizar nuestra oferta.

Los clientes nos muestran sus preferencias cada vez que interaccionan con nosotros, cuando compran y cuando no lo hacen y nosotros debemos repasar nuestros sistemas de información para averiguar cosas como: ¿Cuáles son las necesidades de nuestros clientes? ¿Qué productos pueden satisfacerlas? ¿Qué problemas quieren resolver con nuestros servicios?

Las respuestas nos permiten personalizar nuestras ofertas, al menos en cierta medida: Conocer los problemas de nuestros clientes nos facilita ofrecerles los servicios que mejor pueden solucionarlos, obteniendo así un valor añadido y diferencial para nuestros productos.

disposicion de la informacion necesaria

Usa la información para proporcionar un mejor servicio.

Haz que tus empleados tengan acceso a la información de los clientes, especialmente si van a contactar con uno de ellos. También cuando sea el cliente el que se ponga en contacto con la empresa. Si tus agentes tienen los datos del cliente cuando están en contacto con él, su atención será más personal y, por tanto, mucho mejor.

El histórico de interacciones nos puede también proporcionar información muy útil sobre las preferencias del cliente a la hora de la entrega del producto, o de la presentación que más le gusta. Podemos y debemos usar esta información para proporcionar un servicio más personalizado, más adaptado a cada uno de nuestros clientes.

analizar datos historicos y conocer preferencias
Volver a: Mejora tus relaciones con los clientes